Make your own free website on Tripod.com

LOS COLORES Y LA ROPA


Se dice que "el hábito no hace al monje"... pero lo ayuda. Para numerosas comunidades religiosas, el color de los uniformes es simbólico: el blanco, por la pureza; el negro, por la austeridad; el carmín, por la dignidad.

La Psicología de los colores prescribe vestimentas teñidas con materiales naturales y con colores que jueguen su papel para el bienestar físico y moral.

Deberían evitarse las contradicciones. Asi, los colores vivos y cálidos (rojo, anaranjado y amarillo), en lugar de utilizarlos en verano, como es moda, deberían ser preferidos en invierno, por su acción antifatiga, estimulante y tónica. Del mismo modo los colores, muy llamativos, que suelen llevar las personas extrovertidas, deberían ser llevados por las introvertidas y algo melancólicas, a fin de que levantaran su temperamento.

Los colores Gris y Café, es mejor evitarlos o usarlos poco ya que son colores tristes y más bien negativos

En síntesis, los colores de las prendas de vestir podrían elegirse, en cada caso particular, según los siguientes efectos:

- Rojo. Vibra en la frecuencia de la pasion, del amor ardiente. Ejerce un efecto tonificante, estímula las células cerebrales, acelera la circulación y excita el apetito y la combatividad. Por ello, solo debería llevarse en cortos periodos de competiciones deportivas o de grandes esfuerzos.

- Rosa. Vibra en la frecuencia de la sabiduría, de la confiabilidad. Crea clima festivo.

- Colores Pastel. Vibran en la frecuencia cósmica de la buena suerte y la protección

- Anaranjado. Vibra en la frecuencia de la alegria. Para sentirse bien, optimista y aumentar el tono sexual.

- Amarillo. Vibra en la frecuencia de la vitalidad. Estimula la energía, predispone al humor jovial, procura sensación de bienestar. Fortificando nervios y cerebro, es aconsejable en caso de pruebas intelectuales y afectivas. Algunos amarillos pálidos carecen de efecto, pero basta realzar un poco su tono para obtener una atmósfera cálida que evoca el oro y el sol.

- Verde. Vibra enl a frecuencia de la naturaleza, de la vida, de la esperanza, de las promesas de felicidad. Es calmante de los nervios, tranquilizador

- Gris. Color neutro que debilita las reacciones psicológicas. Para llevar durante periodos de grandes transtornos emocionales. No debe usarse en periodos demasiado largos

- Azul. Produce un sentimiento de serenidad y tranquilidad

- Azul Marino. Vibra en frecuencia de la personalidad que avasalla; de la confianza en uno mismo, y de la seguridad.

- Violeta. Concilia los dos extremos del espectro (azul y rojo). Para hallar la calma y abrirse a los demás. Pero presenta un lado enigmático. Llevar permanentemente este color engendra fatiga, estreñimiento e indigestión crónica

- Morado. Vibra en la frecuencia del compromiso, del "voy en serio", del "conmigo estarás a salvo y te sentirás bien"

- Blanco. Vibra en la frecuencia de la simpatia y la buena vibra, y es excelente para atraer tanto amores como amigos. Hace a quien lo usa transparente a los ojos de los demás

El negro vibra en la frecuencia del misterio, del enigma, del glamour

El negro, negación de todos los colores, y el blanco, combinación de todos ellos, forman una categoría aparte que puede ir bien en toda ocasión. Sin embargo, cuando por la edad los cabellos se vuelven grises, hay que tener en cuenta que el negro hace palidecer el rostro

Todo color situado al lado de otro, ya contraste o se armonice con él, se ve transformado de manera increíble. Ciertos verdes pueden acentuar el enrojecimiento de la tez (porque el verde tiende a resaltar parcialmente su complementario, el rojo) o, por el contrario, subrayar la palidez.

Si bien el rosa es generalmente considerado como un color que sienta bien, un rosa de color carne acentuará el color terroso del rostro. Algunos rojos vivos, en cambio, van sorprendentemente bien a estos géneros de piel.

Y una mujer de tez brillante cuyos cabellos contrastan intensamente con el color de la piel, puede llevar un conjunto verde esmeralda o rojo vermellón.

Además hay que tomar en cuenta que nuestra personalidad tiene que ver en como nos queda cierto color de ropa...

Las combinaciones de colores hacen que tu atuendo tenga las cualidades de esos tonos, pero en proporciones iguales a tu forma de usarlos, se diluyen o pierden fuerza. Por eso, cuando una persona va vestida de un solo color, o de un color predominante, tiene más impacto que uan que se presenta vestida con muchos colores distintos





PAGINA PRINCIPAL

EL CAMINO DE REGRESO
LOS COLORES