Make your own free website on Tripod.com
Stardate 10.06.2000
« OREMOS »



Seamos un poco brisa, aprendamos el lenguaje del viento y hablemos con Dios. Entonemos un canto silencioso, murmuremos una plegaria...elevemos una oracion.

En todos nosotros existen momentos de relacion sublime en los cuales nuestra alma le habla a Dios.

Ese momento es el de la oracion, instante en el cual confluyen todas las fuerzas latentes y amorosas del universo.

¡Oremos! Oremos porque Dios espera nuestra oracion; Dios comprende todos los lenguajes y todas las necesidades.

Oremos, oremos como cada quien quiera; oremos, porque orar es como el pasar de un arroyo y la brisa de la mañana; orar es el perfumar de las flores y el canto de las aves; orar es la lagrima que se escurre por las mejillas y aquel suspiro ahogado de una pena; orar es una sonrisa, una mirada; orar es un silencio elocuente.

¡Orar es hablar con Dios!

¡Hablame Dios! Hablame para que mi alma tenga consuelo.

Bienaventurado soy porque aun escuchas mi voz. Permiteme ser tu amigo, dejame conversar contigo para que encuentre Tu Luz.

LUIS RUTIAGA CARDENAS





PAGINA PRINCIPAL

EL CAMINO DE REGRESO
P E N S A M I E N T O S
R E L I G I O N