Make your own free website on Tripod.com

Las profecias de la virgen de Fatima


Era el medio dia del 13 de Mayo de 1917, en Cova de Iria, Portugal. El sol estaba en su punto mas alto, mientras 3 humildes pastorcillos cuidaban a su rebaño de ovejas. De pronto algo llamo la atención de Lucia en la copa de un árbol.

- ¿qué fue eso? ¡¡eeeera una luz muy brillante!!

- Incrédula se tallo los ojos y...

- ¡Ay, diosito! eeesta sucediendo otra vez

- Los sentimientos encontrados se agolpaban en su pecho y en lo primero que pensó fue en proteger a sus primos

- ¡¡¡Jacinta, Francisco!!! ¡¡Cuidado!!. ¡Corran! Algo esta pasando alla arriba

- Diosito Santo - Dijo Francisco y Jacinta pregunto

- ¿Qué es eso?

- De pronto, un brillante relámpago surgio del punto de luz y los pastorcillos fueron bañados por un enceguecedor resplandor. Inmoviles por la sorpresa, vieron como comenzaba a formarse una figura blanquecina, fue como un milagro pero el error que los habia paralizado se transformó en una paz que nunca habian sentido. La etérea imagen los llenaba de amor y de un extasis espiritual que les era desconocido. Ninguno de ellos vio que la hermosa aparicion moviera los labios o emitiera sonido alguno, pero...

- No tengan miedo

- dijo la aparicion

- Vengo del cielo y quiero pedirles que vuelvan aquí los dias 13 de los próximos meses. Se me ha pedido que les revele un secreto que debe ser guardado celosamente en sus mentes y sus corazones

- sus miradas aun quedaron fijas después que desaparecio la imagen y la misteriosa luz

- pasaron algunos segundos para que pudieran reaccionar y Lucia seguia pronunciando las palabras

- va a revelarnos un secreto...y quiere que vengamos todos los dias 13 de cada mes

- Entonces Francisco

- ¿Quién dijo eso? yo no escuche nada

- a lo que Lucia le respondio

- Era la virgen, ella lo dijo muy claro. ¿No lo escucharon?

- Jacinta replico que...

- Y-yo escuche una voz muy hermosa, que era como una musica celestial...Pero no puedo recordar que dijo

- Francisco asintio

- Yo no oi nada

- Yo la escuche muy bien, era como si su voz me saliera del corazon

- No era la primera vez que Lucia presenciaba una aparicion, y esta vez habia sido diferente. Acto seguido Lucia les dijo a los niños

- ¡Corran, tenemos que regresar!

- Y fueron a la casa de sus padres donde les contaron todo lo que habian visto, ellos dijeron que habia sido un milagro y llevaron a los niños con el cura del pueblo. El les dijo

- Por la descripción que me dan, es la virgen la que se aparecio

- Lucia dijo

- ¡Si padre, la vimos en el pueblo de Fatima!

- De pronto el rostro del cura se ensombrecio y...

- N-no comenten esto, les pido mucha discreción...comprenderan que la iglesia debe ser muy cuidadosa con estos hechos y yo tengo que hablarlo con mis superiores

- Si señor cura, no diremos nada

- Contesto Lucia. El Cura fue a hablar con el administrador de Villanova de Curen y mandaron llamar a los niños dias después. Nunca imaginaron aquella reaccion

- ¿Saben que la metira es un pecado? ¿Y que eso puede llevarlos a perder su alma en el infierno?

- les dijo el administrador. A lo que los niños contestaron que si

- pues entonces no quiero que sigan inventando esas cosas de apariciones con eso no se juega

- Luego agrego, gritando

- ¡ahora váyanse. Y si insisten en contar esa falta historia tendre que castigarlos! ¿entendieron?

- S-si

- el prepotente hombre de la iglesia los vio alejarse mientras mascullaba

- Una "aparicion divina..." ¡No a unos niños ignorantes y supersticiosos!

- Pero la gente del pueblo si creyó en los niños y hasta los acompaño a las siguientes citas que tenian con la virgen. Fueron muchos los testigos de los rayos de luz que bañaban a los niños; y el pueblo la empezó a llamar la virgen de Fátima. Pero solo los pequeños podian ver la materializacion de la imagen divina...y solo Jacinta y Lucia podian escuchar su voz...

- El hombre vestido de blanco caera muerto...

- En Fátima sera siempre preservado el Dogma de la Fe...el hecho de que la virgen de Fatima les habia revelado un secreto a los niños comenzo a correr de voz en voz. Pero el prepotente y celoso administrador de la fe de ese lugar seguia incrédulo y...

- ¡Detengan a esos niños!!

- Los mando apresar. Por esos años, Portugal vivia una gran represión religiosa y a pesar de la oposición de los lugareños lo niños fueron arrestados. Lucia y sus primos estaban aterrados y eran arrastrados con la muchedumbre. Fueron interrogados durante horas y horas, pero los niños se mantuvieron siempre firmes. Nada pudo sacarles el administrador a los niños y tuvo que dejarlos en libertad.

La noticia de las apariciones de la virgen de Fatima ya comenzaba a recorrer el mundo. El temido secreto comenzaba a levantar las mas aterradoras elucubraciones apocalípticas. Aquel hombre de poca fe llegó al extremo de apresar a los niños para que no acudieran a su ultima cita con la virgen el 13 de Octubre de 1917. Pero habia algo que ya no podia detener el incrédulo hombre, la ola de fe y devoción a la virgen de Fatima.

Era un dia nublado y lluvioso, como si el propio cielo llorara el injusto encierro de los niños...cientos de hombres y mujeres estaban en el lugar de las apariciones, y justo a las 12 del dia...

- ¡Milagro! Miren ahí sobre la copa del arbol

- el cielo se oscurecio aun mas y fue como si las nubes rugieran, el punto de luz se hizo como una esfera enorme y la gente sintió panico. Nadie esperaba aquella colosal e inexplicable manifestación, rayos de luz comenzaron a brotar. La obscuridad fue rasgada por luces multicolores que giraban a velocidades incalculables.

Muchos huyeron aterrados. Otros se hincaron suplicando piedad ante lo que consideraban el fin del mundo. El terror se apodero de los presentes, pero de pronto y de la misma manera en que habia aparecido, la esfera luminosa desaparecio. Mágicamente las nubes se abrieron y el sol con una calidez infinita. Cuentan los presentes que sus ropas, el pasto y la hierba se secaron en cuestion de segundos...

AUTOR: ASIMOV

CONTINUACION

COMENTARIO SOBRE LAS PROFECIAS DE FATIMA

PAGINA PRINCIPAL

PARANORMAL
RELIGION
EL CAMINO DE REGRESO