Make your own free website on Tripod.com

S O L

Por: Jhon Trapper

Helios entre los griegos, Apolo entre los romanos. Es la deidad del entendimiento, la vision oracular, la pureza, los niños, la belleza, la medicina, la musica, la poesia, la legislacion religiosa, la muerte subita y la caza. Sus emblemas son el laurel, el tripode, el arco y la lira: sus plantas sagradas, el laurel y la palma

Hijo de Zeus y de Leto. Hermano gemelo de Artemisa. Muy joven, partio de su lugar de origen y se fue a un pais donde se suponia que jamas se hacia de noche. A su regreso a Grecia, en Delfos, mato a Delfine, reptil que guardaba el “omfalos”, lugar considerado el centro del mundo y consagrado a Gea, Diosa de la Tierra

Se le atribuyen amorios con diversas deidades, por lo que contaba con numerosos hijos, Orfeo entre ellos, creador de la musica

Como Dios de la luz, se le dedicaban los dias primero y septimo de cada mes

El culto a Apolo llego a su grado maximo en Roma, cuando Augusto, quien se consideraba devoto de este Dios, le atribuyo su victoria sobre las huestes de Antonio y Cleopatra

En el año 17 a. De J. C., Augusto declaro a Apolo y a Diana deidades de la misma categoria que Jupiter

La interpretacion astrologica del Sol es la Voluntad

La voluntad representa la fuerza espiritual del hombre. Poner la voluntad en una accion, implica darle a esa accion toda nuestra fuerza fisica y nuestra fuerza de voluntad. Ambas actuan de manera independiente; una en funcion de nuestros deseos espirituales, y la otra en funcion de nuestros deseos corporales

Sin embargo, existe la tendencia a llamar actos voluntarios a aquellos en los que nuestra fuerza fisica coopera integramente para su realizacion, y actos involuntarios a aquellos en los que nuestra fuerza fisica se opone. La verdad es que en ambos casos podria tratarse de actos involuntarios, ya que no se aclara si existe o no la cooperacion de nuestro fuero interno o Ser

Resulta mas ilustrativo, el hablar de actos conscientes cuando se trata de acciones en las que se involucra nuestra voluntad, y de inconscientes cuando nuestra voluntad esta ausente

Aquellos actos que realizamos, en los cuales actuan ambas fuerzas, podriamos casi de manera inmediata calificarlos como sanos y creativos. Y decimos “casi”, porque son precisamente aquellos actos delictivos, concretamente el crimen, los que son severamente castigados cuando se califican como actos 100 por cierto conscientes, es decir, cuando existe la premeditacion, el deseo de cometerlos, y por lo tanto, esta puesta en ellos toda la voluntad. O sea que si existe una conciencia de la dualidad de la fuerza de voluntad con la que actuamos, lo que nos hace falta en todo caso, es reflexionar en ella

En el caso del crimen premeditado, ha sido la mente enferma del delincuente quien ha manipulado a la fuerza fisica, provocando el desastre

Tal parece que la magnitud de estas 2 fuerzas en nuestro interior se encuentra en una constante desigualdad. En aquellos casos en que nuestra fuerza fisica resulta superior a nuestra fuerza espiritual, nuestra animalidad se manifiesta en todo su esplendor, y en caso de desastre el perjudicado generalmente resulta el sujeto mismo, el perjuicio obra solo en su contra y en muchas ocasiones tambien en contra del medio que lo rodea. En la medida que se le deja solo, o reflexiona, o se hunde. Cabe mencionar que dentro de nosotros hay muchas, llamemoslas, “voces” todas ellas quieren mandar sobre nosotros y nuestro yo verdadero debe Ser capaz de controlar y dominarlas, sino terminamos haciendo cosas que van en contra de nuestra verdadera voluntad

De ahí la importancia de preservar tanto la salud mental como fisica. La salud mental debe producirnos pensamientos constructivos, y la mejor manera de conservarla, consiste en alimentarla precisamente con ideas positivas. En un momento dado, la tendencia destructiva de la mente es producto de la acomulacion de ideas negativas. Debidamente fortalecida, ya sea en un sentido o en otro, produce un poder mental que siempre resulta superior a nuestras posibilidades corporales. Cuantas veces hemos escuchado en labios de alguien decir: “es que ya no puedo mas”, refiriendose a un sufrimiento meramente de tipo espiritual; esto quiere decir, que aunke la salud fisica de esta persona pueda Ser buena, su tortura espiritual es avasalladora. Sin embargo, como experiencia personal podria opinar que la influencia de las enfermedades del alma con respecto a la salud fisica es estrecha, ya que el cuerpo fisico esta relacionado con el espiritu, el buen o mal estado de uno de ellos afecta al otro.

Por ello es necesario fortalecer nuestro poder espiritual con fin de superar cualquier estado de crisis. Es necesario que mejoremos nuestra actitud ante la vida ya que tanto la salud fisica como la felicidad tienen mucho que ver con nuestra actitud, de hecho yo lo he comprobado

BIBLIOGRAFIA: Trapper, Jhon (1995), "El Zodiaco su Personalidad y su Caracter", Editorial Libra

PAGINA PRINCIPAL

EL CAMINO DE REGRESO
ASTROLOGIA
LOS PLANETAS