Make your own free website on Tripod.com

DESEQUILIBRIO HORMONAL
Por: Dr. Francisco Contreras Pulido

Para toda acción, existe otra igual y opuesta. Este es el principio del equilibrio, del orden. Cuando una fuerza domina, se produce un desequilibrio. Imagine que no hubiera factores inhibidores del crecimiento, alcanzaríamos una estatura monstruosa o tendríamos una nariz horrorosa, etc. Veamos adónde nos lleva en realidad la amplitud de la ventana estrogénica

En la gráfica anterior vemos la relación que existe en el eje estrógeno-progesterona durante la vida de una mujer. Cuando el ciclo menstrual es normal, la producción de estrógenos y progesterona –aunque en distintos tiempo- es idéntica, equilibrada. Un desequilibrio en la producción hormonal causa problemas importantes, como los ciclos premenopáusicos anovulatorios. En la actualidad, se observa en la menopausia una disminución del 50% de estrógenos en tanto la producción de progesterona casi desaparece (95%). Esto parece indicar que la menopausia, por presentarse en ella una deficiencia hormonal, es una enfermedad. No es así

La medicina moderna ha olvidado casi en su totalidad la acción de la progesterona y ha considerado la menopausia como una deficiencia estrogénica que amerita tratamiento: error. Hasta hace pocos años se inició en la hormono terapia de reemplazo la suplementación de progesterona con progestágenos, es decir, progesterona sintética, que ha demostrado ser muy dañina

Es definitiva, la menopausia hoy en día es producto de un desequilibrio hormonal. ¿Implica esto que sea un error de Dios? No. Absolutamente no. Ya mencioné que antes no existía y que en áreas rurales las mujeres poco padecen de los síntomas asociados con la menopausia, lo que pasa es que aun si el organismo dejara de producir estrógenos, vivimos en un océano estrogénico que crea de manera artificial el predominio estrogénico. Lo más triste es que este desequilibrio no sólo ocurre en la menopausia; tambien ocurre durante el ciclo menstrual en mujeres de todas las edades y es por eso que la mayoría padece el famoso síndrome premenstrual

PREDOMINIO ESTROGÉNICO

Veamos ahora las consecuencias del devastador desequilibrio estrogénico. Los estrógenos realizan ciertas acciones específicas que dentro de un contexto de equilibrio son buenas y necesarias para una excelente calidad de vida, pero cuando no son neutralizados por la progesterona inevitablemente causan estragos

En el cerebro, el predominio estrogénico tiene una acción vasopresora que causa problemas de oxigenación con los siguientes síntomas:

· Depresión
· Cefaleas
· Migraña
· Disminución de agudeza mental
· Fatiga
· Pérdida de la memoria

En los senos, el estrógeno es un potente estimulador de la formación de tejido mamario, que al no ser balanceado con la inhibición de la progesterona, aumenta el riesgo de enfermedades mamarias. Es bien sabido que el predominio estrogénico es una de las razones principales del incremento en la incidencia del cáncer del seno

Efecto estrogénico en los senos:

· Proliferación del tejido mamario
· Enfermedad Fibroquística
· Mastopatías
· Cáncer de mama

El eje hormonal estrógeno-progesterona tiene primordialmente la función de regular la función reproductora; y por ende estas hormonas controlan también la libido, de manera que cualquier desequilibrio afectará negativamente el deseo sexual

El efecto proliferativo de los estrógenos incrementa la incidencia de enfermedades como la endometriosis que hace apenas unas décadas no existía. A continuación ilustro los padecimientos más comunes de ovarios y útero que más relacionados están con el predominio estrogénico

Efecto estrogénico en útero y ovarios:

· Quistes Ováricos
· Cáncer de Ovario
· Cáncer de Endometrio
· Proliferación Endometrial
· Endometriosis
· Fibromatosis Uterina

En realidad ninguna parte del organismo se escapa de la acción proliferativa del exceso de estrógenos; es más, nadie se escapa de los dañinos efectos de este fenómeno

La virilidad, la hombría y la misma raza humana se encuentran en peligro de extinción bajo la amenaza del predominio estrogénico. Hoy en día los hombres somos una sombra de lo que solíamos ser. Producimos la mitad de los espermatozoides que hace unos 25 años y cada año baja la cuenta espermática en po lo meno un 2%. El símbolo, o para usar términos cibernéticos, el icono de la masculinidad se ha visto afectado porque los órganos sexuales de los hombres han disminuido significativamente de tamaño. Las aberraciones y deformaciones sexuales congénitas han alcanzado cifras nunca antes vistas. La hipertrofia prostática es ubicua después de los 45 y la incidencia de cáncer de testículo se ha triplicado

En ambos sexos la función tiroidea, la renal y el metabolismo de los carbohidratos, problemas todos ellos que facilitan el sobrepeso, también se pueden atribuir en gran parte a la elevación de estrógenos artificiales en nuestro organismo

El colmo es que ni los animales se han escapado de los ataques de los xenoestrógenos, pues se ha encontrado una cantidad de animales hermafroditas y con otras alteraciones sexuales debido a la contaminación del medio ambiente con pesticidas

ETAPAS CRÍTICAS FEMENINAS

“Las mujeres nacieron para sufrir”. Los dichos siempre reflejan verdades, una de ellas es el síndrome premenstrual (SPM), plaga que afecta a la mayoría de las mujeres y en ocasiones interfiere con la productividad, ya que incapacita a muchas durante varios días; y, cuando parece que por fin se acabaron los problemas al dejar atrás la menstruación, comienza la desdichada menopausia

Los síntomas premenstruales y de la menopausia impiden a la mujer desplegar su capacidad total para ser todo lo que ella puede ser. La mujer menstruante, desde unos días antes de su periodo menstrual hasta unos días después, padece problemas emocionales y físicos

Seguramente usted ha notado que un gran número de sus amigas padece el síndrome premenstrual. Para muchas mujeres no hay analgésico que logre aliviar sus fuertes cólicos

SÍNDROME PREMENSTRUAL:

· Cefalea
· Depresión
· Retención de sodio
· Distensión abdominal
· Retención de líquidos
· Irritabilidad
· Cólicos muestruales

Otros síntomas son dolores de espalda, hinchazón de los senos, fatiga y pérdida del deseo sexual (líbido). Además, en el plano anímico puede manifestarse un letargo que alterna con lapsos mentales y de energía, una falta de autoestima, toma de decisiones intempestivas y una ansiedad por comer, especialmente cosas dulces con la enfadosa consecuencia del aumento de peso. Con estas complicaciones todo el potencial de la mujer se ve reprimido

Al pasar los años viene el cambio de vida, la menopausia. Los médicos han convertido esta fase natural de la vida de la mujer, así como el embarazo, en una enfermedad, cuando en realidad es el mecanismo natural del organismo femenino para cerrar el ciclo de la actividad menstrual. No obstante, los síntomas son insoportables

La mujer comienza a sufrir alteraciones en el equilibrio hormonal aproximadamente a los 35 años, en la premenopausia, una etapa entre las peripecias del síndrome premenstrual y la temida menopausia

El equilibrio hormonal está estrechamente relacionado con factores tales como la alimentación, la constitución genética, el medio ambiente, si la mujer tuvo hijos o no, y a qué edad comenzó a tenerlos

En un ciclo normal de 26 a 28 días, los ovarios reciben una señal del cerebro de que es tiempo de madurar el óvulo que se halla en las bolsas llamadas folículos. Cuando han madurado los óvulos, el folículo estalla y el óvulo sale a través de las trompas de Falopio para llegar a la matriz. Mientras tanto, la progesterona, junto con el estrógeno, contribuye a formar una capa de tejido y sangre en la matriz, para proteger al óvulo si es que éste ha sido fecundado por un espermatozoide para formar una nueva criatura (embrión). Si el óvulo no ha sido fecundado, ocurre la menstruación

La habilidad de los folículos para madurar el óvulo y liberarlo puede comenzar a fallar una década antes de que se presente la menopausia, creando ciclos menstruales en los cuales no se produzca un óvulo. Estos ciclos se llaman Ciclos Anovulatorios

Si la mujer no ovula, los ovarios no producen progesterona y puede comenzar a experimentar síntomas de la menopausia. Los ciclos menstruales pueden continuar aun sin la progesterona, así es que la mayoría de las mujeres no están conscientes de que síntomas similares a los de la menopausia pueden ocurrir aun cuando sigan menstruando. Las mujeres no saben –y muchos médicos tampoco- que esos síntomas se deben a la falta de progesterona. A este período se le conoce como Premenopausia

Hace algunas décadas la mayoría de las mujeres comenzaban a experimentar la menopausia entre los 40 y los 45 años. Sin embargo, en la actualidad las mujeres pueden tener períodos anovulatorios desde los 30 años en adelante y no tener su última menstruación (menopausia) sino hasta los 50 o 55, todo esto “gracias” primordialmente a la intervención médica (HTR)

La menopausia, estricatamente hablando, puede ser definida como la cesación de la menstruación. Y los síntomas, que pueden presentarse también en la premenopausia, afectan a la mujer –debido a los efectos orgánicos del predominio estrogénico- en el aspecto físico, psicológico y afectivo, como veremos a continuación

El Dr. Contreras es presidente del Hospital Oasis





CONTINUACION

REPERCUSIONES FISICAS, PSICOLÓGICAS Y AFECTIVAS

PAGINA PRINCIPAL

EL CAMINO DE REGRESO
SALUD, ECOLOGIA Y BELLEZA